Schneider
El acceso de las Pymes a la robotización su principal baza

El mercado de cobots crecerá un 60% en 2018, en un entorno competitivo y fragmentado

manutención&almacenaje - smart logistics 4.019/10/2018
foto
713 robots de universal robots en volswagen

Todas las previsiones apuntan a un rápido y fuerte crecimiento del mercado de robots colaborativos, que está creciendo en un 60% y seguirá creciendo, según Interact Analysis. La posibilidad que ofrece a las Pymes para su automatización, la Automoción y la Electrónica son los principales motores de un mercado con una demanda fragmentada y fuerte competencia, que ya se ha cobrado a Rethink, una de las empresas pioneras, por lo que es preciso repensar salidas. Universal Robots sigue siendo la número uno, pero los grandes fabricantes se están poniendo rápidamente al día.

Aunque todavía es un mercado incipiente, los robots colaborativos están quemando etapas rápidamente, cumpliendo las previsiones de crecimiento ascendente de los analistas de mercados y que según el proveedor de estudios de mercado del sector de la automatización inteligente, Interact Analysis, en 2018 su incremento será del 60%.

Si la industria valía menos de 400M€ en 2017 y espera cerrar 2018 con unas ventas de alrededor de 600M€, el pronóstico para los próximos dos años es continuar creciendo un 60% yun incremento medio del 35% hasta facturar 7,5BN€ en 2027, cuando ya supondrán el 29% del mercado de robots industriales.

Según el analista, a los motores tradicionales de la robotización, en el caso de los cobots el aumento de la demanda se sustenta en la necesidad de una mayor flexibilidad de automatización, junto a ahorros de espacio y eliminación de las vallas de seguridad.

Pymes, automoción y electrónica, una demanda fragmentada


El actual mercado se caracteriza por una demanda muy fragmentada, compuesta sobre todo por la oportunidad de automatización que los cobots suponen para las Pymes que no había podido incorporar robots industriales debido a su tamaño y coste. Ahora se encuentran con unos robots que pueden agregar incrementalmente para automatizar ciertos procesos. En el corto plazo, serán las Pymes las que seguirán impulsando el crecimiento, tanto por parte de nuevas Pymes que adoptarán robots colaborativos, debido a un mayor conocimiento, como de la base de clientes que seguirán ampliando su parque de cobots.

Otra demanda importante partirá de los OEM en los próximos cinco años, sobre todo ahora que ya se encuentran disponibles en las carteras de importantes proveedores de robots industriales. En cuanto a sectores, será la Automoción y la Electrónica, usuarios intensivos de robots industriales que ya están adoptando robots de colaboración para aumentar la automatización en sus instalaciones de producción. El sector de la electrónica tiene quizás algunos de los ciclos de diseño y variabilidad del producto más rápidos y, por lo tanto, requiere la mayor flexibilidad de automatización que se presta para el uso de robots colaborativos.

La competencia se intensifica, importante repensar salidas


A pesar del alto crecimiento de la industria en la actualidad, no todo es optimismo para los proveedores de robos colaborativos ya que se mueven en un mercado complicado de manejar. Un ejemplo es el cierre el pasado 3 de octubre de Rethink Robotics, que tras su fundación en 2008 inauguró en 2012 la era de los robots colaborativos mostrando con Baxter que los robots pueden trabajar codo con codo con las personas.

Aunque el mercado sigue siendo relativamente pequeño, existen, sin embargo, un número mayor de proveedores activos para abastecer a una demanda fragmentada y diversa de clientes. Según Interact Analysis, estimamos que los clientes cuentan con un promedio de uno a 10 cobots por instalación, que se decantan más al extremo inferior. Esto significa unas ventas promedio por proyecto de automatización de 30.000 a 350.000$ (nuevamente hacia el extremo inferior) y, como tal, debido la despertar de la industria, se requiere un esfuerzo y una inversión considerables para desarrollar un negocio importante.

La mayoría de los fabricantes de cobots no venden directamente a los clientes finales, sino que dependen de una red de distribuidores e integradores; si bien la propia fragmentación de la demanda, seguirá imponiendo fuertes requisitos a los fabricantes para que la apoyen. En un mercado tan pequeño, la consultora ha identificado más de 30 proveedores con más de 90 productos de robots de colaboración, lo que sin duda es un número considerable.

En cuanto a los fabricantes, si bien la empresa danesa Universal Robots con un 46% del mercado en 2017, sigue dominando esta industria, están surgiendo nuevos proveedores sobre todo chinos y taiwaneses, así como los grandes proveedores de robots industriales que tienen también esta línea de negocio. Entre los mayores proveedores de cobots, se encuentran ABB (Suiza), KUKA (Alemania), Fanuc (Japón), Robert Bosch (Alemania), Universal Robots A/S (Dinamarca), MRK-Systeme (Alemania), Precise Automation (EEUU), Energid Technologies (EEUU), F&P Robotics (Suiza), MABI (Suiza), Techman Robot Quanta Storage (Taiwan), Franka Emika (Alemania), AUBO Robotics (EEUU), Yaskawa Electric (Japón), Comau (Italia), Kawada Robotics (Japón) y Rethink Robotics, que ha quedado fuera del mercado.

Renthink Robotics ha cerrado sus puertas


A primeros de octubre de 2018, el abrupto cierre de la empresa pionera en la fabricación de robots colaborativos, Renthink , sorprendió a la industria robótica, ya que en julio había anunciado la puesta en marcha de siete distribuidores en EEUU, Europa y Asia Pacífico. En declaraciones al Boston Globe, Scott Eckert, Director ejecutivo de Renthink, señalaba que había fallado un acuerdo de venta a otra firma, por lo que habían decidido echar el cierre al quedarse sin dinero tras las pocas ventas de sus robots Baxter y Sawyer.

La empresa, fundada en 2008 por Rodney Brooks y Ann Whitaker, presentó en 2011 a su primer robot colaborativo Baxter y en 2015 a Sawyer, una versión más pequeña y rápida, dando así la salida a robots capaces de trabajar de forma segura con los humanos. Sus caras animadas para comunicarse con sus compañeros humanos, los hicieron muy populares, y además se programaban sin conocimientos especializados. Los trabajadores solo tenían que guiar los brazos para realizar una tarea específica y ya aprendían su cometido. Es decir facilidad de uso y seguridad, pero aunque como señaló Eckert al Boston Globe, llegamos antes con un producto muy, muy innovador, pero no hemos obtenido el éxito comercial que esperábamos.

Desde luego no estaban solos en el mercado, por ejemplo Universal Robots vende robots colaborativos seguros y fáciles de programar, pero su ecosistema de hardware es más grande en cuanto a herramientas de agarre, et c. Y tampoco ha sido la única empresa en cerrar, ya que Mayfield Robotics, los fabricantes de Kuri, cerró el pasado agosto.

Todo ello es una muestra de un mercado complejo y altamente competitivo.

RECOMENDAMOS

Gefco: la proximidad tiene su sitio Centro Logístico en OntigolaLinde: pesos pluma para pesos pesados

Manutención y Almacenaje

Más de 50 años impulsando el sector. 360º alrededor de la cadena de valor logística