Toyota Material Handling toda potencia

Carretillas y personas en movimiento, la seguridad a prueba

Ignacio Bereciartu, Gestor nacional de Servicio Postventa de ULMA07/07/2015
foto
ULMA Carretillas Elevadoras. Seguridad

Ignacio Bereciartu, Gestor nacional de Servicio Postventa de ULMA, aborda los retos que, en materia de seguridad, deben afrontar las empresas, especialmente en el campo industrial, y el papel que ULMA juega como aliado tecnológico para superarlos.

La seguridad constituye el primer requerimiento en las actividades empresariales y garantizarla representa un importante reto para las empresas, fundamentalmente dentro del sector industrial. Para muchas organizaciones, la salud y seguridad de las personas se ha convertido en uno de los pilares sobre los que sustentan su Política de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) y, con el objetivo de responder a este requerimiento, diseñan planes y normas específicos para reducir la siniestralidad e intentar reducir este parámetro a cero.

Los procesos de manutención en las empresas industriales en tareas como fabricación, almacenaje o recepción y expedición de mercancías, constituyen uno de los ámbitos donde los requisitos de seguridad se ponen a prueba cada día. Por lo general, estas actividades se desarrollan en espacios donde concurren carretillas en movimiento y operarios, y eso hace que se deban tomar todas las precauciones posibles con el objetivo de evitar accidentes que, en ocasiones, pueden llegar a ser mortales.


Cuando delimitar zonas para máquinas y personas no es suficiente

A pesar de lo que muchos puedan creer, delimitar las zonas para máquinas y personas mediante líneas dibujadas en el suelo, no es suficiente cuando se persigue preservar la seguridad. Por lo general, se trata de recintos en los que existe un elevado índice de ruido y donde las emisiones sonoras de los dispositivos de señalización acústica pueden llegar a pasar desapercibidas para los operarios. Por esta razón, cualquier plan de acción en materia de seguridad en las plantas y, en particular, en los recintos donde se desarrollan labores de manutención con máquinas elevadoras, se puede llegar a contemplar, junto a los protocolos de acción específicos, la implementación de diversos elementos de seguridad adicionales en las propias carretillas.

Estándares por encima de la legislación vigente


Para ULMA Carretillas Elevadoras, la seguridad ha sido siempre un factor fundamental en sus equipos de manutención, de forma que están muy por encima de los requerimientos legales vigentes en España. Si bien es cierto que el real decreto 1215/1997 obliga al empresario a garantizar y ser responsable de que sus carretillas estén en buen estado de funcionamiento y cumplan con todas las normas de seguridad, no existe, sin embargo, una norma estricta, como en el resto de países, acerca de las revisiones periódicas que deben cumplir las carretillas.
La respuesta de ULMA para reforzar la seguridad de sus máquinas es el Servicio de Inspección Técnica de Seguridad, u na revisión integral periódica que incluye todas las comprobaciones y ajustes que, de acuerdo con la NTP 715 del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, necesita una carretilla para estar en perfecto estado, tanto a nivel funcional como de seguridad, con el fin de que pueda responder ante cualquier eventualidad.


No existe, sin embargo, una norma estricta, como en el resto de países, acerca de las revisiones periódicas que deben cumplir las carretillas

En cada Servicio de Inspección Técnica de Seguridad se analiza la carretilla en profundidad, tanto de la parte funcional como mecánica de la máquina. En concreto, ULMA revisa el puesto de conducción; los elementos de elevación, las ruedas, micros y sensores, los sistemas de frenado ysistemas de señalización, junto al resto de indicadores de seguridad, como placas, manuales del operario o marcado CE. Este tipo de inspección es llevada a cabo por técnicos especialistas que conocen los valores y datos técnicos a registrar con las herramientas y equipos adecuados para llevar a cabo los controles.

También seguridad en las propias carretillas


En su amplio catálogo de carretillas elevadoras, ULMA aúna las máximas prestaciones operativas con los más elevados niveles de seguridad del mercado. Un ejemplo claro se encuentra en carretillas como las de la gama Trexía para aplicaciones industriales de uso intensivo que requieren de gran potencia y capacidad de carga. Este vehículo además de proporcionar una gran seguridad para el conductor y los operarios, están equipadas con sistemas de detección de presencia, que paraliza la marcha de la carretilla y la elevación del mástil en el momento en que el conductor deja de estar sentado.

Además, junto a este equipamiento de serie y en función de las características de los recintos en los que operan, ULMA puede incorporar a las máquinas soluciones tecnológicas adicionales para la seguridad de las personas. Entre ellas, el sistema Blue Spotlight, que permite a quienes circulan por el almacén detectar el paso de las carretillas, especialmente cuando se mueven marcha atrás. El sistema proyecta un potente haz de luz en el suelo, que permite advertir la presencia inminente de la carretilla.

Atención al cinturón de seguridad



Otra solución de ULMA es un dispositivo que mantiene la carretilla parada si el conductor no se ha colocado el cinturón de seguridad. El cinturón de seguridad en una carretilla elevadora no tiene la función de proteger al conductor en caso de colisión, sino que trata de coartar su instinto inmediato de saltar fuera y arriesgar su vida. Los cinturones de seguridad están diseñados para evitar que el conductor se deslice fuera del asiento hacia arriba o hacia los lados, dado que ello incrementaría el riesgo de quedar atrapado por la cabeza entre el protector superior y el suelo.


El cinturón de seguridad trata de coartar el instinto de saltar fuera del vehículo y arriesgar la vida

Otras mejoras que pueden instalarse son el encendido automático de las luces de trabajo cuando la máquina se pone en marcha; la limitación de velocidad o el dispositivo de cámara y visor para que el conductor pueda salvar el ángulo muerto que originan los postes del mástil. Este último dispositivo permite ver de forma clara el entorno, las horquillas, el palé y las estanterías, incluso cuando en el recinto hay poca luz. Basta con accionar la marcha atrás para que entre en acción la cámara trasera, facilitándose una conducción y un apilado de cargas seguros. Así se corrige una práctica cotidiana de muchos conductores de carretillas elevadoras, que cuando se ven privados de visibilidad optan por conducir marcha atrás. De hecho, según un reciente estudio realizado entre operarios en Europa, Rusia y Oriente Medio, hasta un 77% de las carretillas elevadoras son conducidas marcha atrás siempre o con mucha frecuencia. Este tipo de conducción requiere que el operario gire el cuello y los hombros mientras mantiene los pies sobre los pedales y las manos al volante, una acción de torsión que está asociada a lesiones graves a largo plazo del cuello y la espina dorsal.


Un 77% de conductores conduce marcha atrás con riesgos para su salud

En conclusión, la seguridad de las personas se ha convertido en el objetivo número uno de cualquier empresa a la hora de desarrollar sus actividades, y este aspecto resulta incluso mucho más sensible en aquellas que operan en el segmento industrial. De hecho, las empresas que marcan la pauta en este sector y apuestan por la excelencia, han convertido la seguridad en el principal objetivo que orienta sus políticas de RSE. Las empresas cuentan con un aliado tecnológico como ULMA, que además de suministrar máquinas con los más elevados estándares de seguridad del mercado, puede implementar en ellas dispositivos y medidas adicionales tendentes a que las labores de manutención se lleven a cabo dentro de las más estrictas condiciones de seguridad y con el objetivo de conseguir preservar en todo momento la seguridad de las personas.

Ignacio Bereciartu, Gestor nacional de Servicio Postventa de ULMA

RECOMENDAMOS

Omnimedia, S.L. ( Farmaforum 15-16 abril 2020)SIL nuevas fechas 15-17 de septiembre 2020Abus Grúas promoción puente grúa hasta 5 años de garantía

Manutención y Almacenaje

Más de 50 años impulsando el sector. 360º alrededor de la cadena de valor logística

Consent choices