Schneider Life Is On EcoStruxure Machine Advisor

Jooble da cinco útiles consejos para utilizar el transporte de mercancías por carretera

La importancia del transporte en la actividad logística

16/01/2020

El transporte está cobrando una relevancia sin precedentes en todas sus modalidades, sobre todo, en el despacho de productos terminados a los clientes finales. El más utilizado es el transporte por carretera que aúna la flexibilidad y la capacidad de dar un buen servicio al cliente. El buscador de empleo Jooble nos da su visión de una de las actividades más esenciales de la logística: el transporte con cinco útiles consejos para contratar el transporte por carretera. Una visita a Jooble permite acceder en un clic a las mejores ofertas logísticas publicadas en las webs más relevantes del sector. https://es.jooble.org/trabajo-logística

Hablar de transporte en logística es hablar del movimiento de la carga en todos sus modos: aéreo, marítimo, terrestre, mediante los cuales se trasladan insumos, materias primas y productos terminados de un punto a otro según la planificación de la demanda.

foto

Modos de transporte

Si se analizan estas tres formas de traslado de productos se puede determinar que el transporte aéreo se realiza mediante aviones cargueros o comerciales; el transporte marítimo se ejecuta mediante barcos cargueros, tanto de carga suelta (break bult) como de contenedores, y el transporte terrestre mediante trenes cargueros y camiones de todo tipo y tamaño. Todos los modos de transporte constituyen los movimientos de la cadena de abastecimiento logística, que cuando se combinan para lograr la forma más eficiente de transportar las mercancías, según el término acuñado por UNCTAD en 1980. Fuente Imagen: European Shippers Council. 

La utilización de los distintos tipos de transporte dependerá de tres variables fundamentales: la distancia entre el origen y el destino; la oferta y el destino final del transporte. En el primero caso, la distancia entre el origen y el destino es clave porque define el nivel de servicio deseado y la elección de la forma de transporte.

En segundo lugar,  toma sentido la oferta de transporte, que en función del país presenta cambios en las redes de transporte. Por ejemplo, en el transporte terrestre encontramos una tendencia bastante generalizada a la utilización del camión frente al ferrocarril, salvo contadas excepciones. En el caso de España, alrededor del 94% de las mercancías, sobre todo en los tráficos nacionales, viajan en camión, mientras que el ferrocarril obtiene una porción minoritaria, a pesar de la liberalización.

Aunque el balance es mejor en el conjunto de la UE, el transporte por carretera con alrededor del 75% es también el principal modo en el traslado de mercancías, si bien el ferrocarril tiene un peso más importante con cerca del 17%, según los datos de Eurostat. En Europa, cabe destacar la apuesta por la intermodalidad para combinar diferentes modos de transporte con el fin de obtener los mejores resultados en costes y medioambientales.

En servicio y flexibilidad en las entregas, destaca el camión

En la tercera variable, se incluye el destino final del producto, donde el país o ciudad demandante es fundamental para definir el transporte a utilizar. Por ejemplo, si la infraestructura portuaria de un país está más desarrollada y todos los destinos navieros convergen ahí, sin duda el transporte marítimo tendrá una relevancia importante frente al resto. De igual forma, si se realizan despachos entre países de Europa, el transporte ferroviario y por carretera se transformarán en primarios, pues la mayoría de esos orígenes y destinos tienen como principal troncal este tipo de transporte.

foto

Fuente: OTLE, Observatorio de Transporte y la Logística en España. Informe anual 2018, publicado en 2019

Sin embargo, para llegar al cliente final, el transporte más flexible es el camión. Lo cierto es que puede llegar a todos los puntos del mapa terrestre, a diferencia de barcos, trenes o aviones. Por otra parte, aunque en los últimos tiempos se han realizado algunos experimentos de distribución utilizando drones, todavía están infinitamente lejos de la flexibilidad que tienen los camiones para llegar al cliente final, básicamente por el peso y volumen de carga.

En definitiva, cualquier tipo de transporte cobrará mayor o menor relevancia dependiendo del nivel de servicio que se le quiere dar a los clientes. De hecho, hoy en día el único elemento diferenciador real en los mercados es el servicio, y el transporte es una pieza vital en ese logro. Sin esto, la pérdida del cliente es un hecho seguro.

Si bien, aquí surge algo nuevo, las personas finales que tienen el contacto con los clientes no son los empleados de finanzas, ni los gerentes en general o algún jefe de ventas al momento de la entrega, sino que son los chóferes y ayudantes. Por ello es importante que estén alineados con los objetivos de las empresas, ya que un buen o mal servicio en el tramo final puede inducir o cohibir una nueva compra a futuro. Esto, porque son la imagen final del servicio de entrega, dejan de ser chóferes o ayudantes para convertirse en parte de la empresa proveedora. De ahí su gran importancia.

Cinco consejos a considerar en el transporte por carretera

 

Dado que la modalidad de transporte más usada en el mundo para abastecer a clientes es el camión, se deben considerar los siguientes cinco aspectos al momento de elegir este tipo de transporte.

  1. Round Trip versus One Way (ida y vuelta o solo ida): Contratar en lo posible transportes que tengan retornos propios con otras empresas, así el viaje será redondo (Round Trip). De lo contrario, es decir, transporte sin retorno (one way) lo más probable es que parte del retorno sea traspasado a la tarifa, encareciendo los costos de transporte.
  2. Contratos: Siempre generar contratos que garanticen la operación, sobre todo que contemplen seguros de carga, accidentes y daños a terceros, en fin, quedar respaldado frente a cualquier eventualidad, ya que la carga es de cada empresa y se puede ver involucrada en situaciones no deseadas.
  3. Nivel de Servicio: Medir periódicamente el nivel de servicio prestado por el transporte, generando encuestas de satisfacción que involucren a los clientes, a los centros de distribución y a las áreas comerciales; así se tendrá un monitoreo que a la larga beneficiará con un aumento del nivel de servicio final a los clientes.
  4. Polinomio de reajustabilidad: Con el fin de evitar subjetividades y no pagar “ineficiencias” en la tarifa de transporte, se debe en conjunto con la empresa mandante y de común acuerdo, generar un polinomio que involucre al menos tres aspectos de los costos de transporte que influyan en la tarifa final, por ejemplo, el combustible, los neumáticos y el dólar.
  5. Imagen y seguridad: El transporte es siempre la cara visible final con los clientes, estos deben cumplir estándares de buena imagen, limpieza de los equipos y sobre todo seguridad, en aspectos tales como horas de conducción, control de velocidad vía GPS y equipos de carga y descarga cuando lo necesite, en lo posible generar todas las condiciones de seguridad.

 

RECOMENDAMOS

IV congreso de innovavión logísticaAbus Grúas promoción puente grúa hasta 5 años de garantíaFarmaForum nuevas fechas del 28 - 29 de octubreMoldexpress soluciones en transporte y logística

Manutención y Almacenaje

Más de 50 años impulsando el sector. 360º alrededor de la cadena de valor logística