Schneider Life Is On EcoStruxure Machine Advisor

La explosión de las ventas online ha ayudado a muchos negocios durante el Covid-19

Los retos de la logística ante la explosión del eCommerce

Eugenio de la Rosa. Vicepresidente de Distribución de Schneider Electric Zona Ibérica

13/07/2020

La pandemia de la COVID-19 ha tenido un impacto muy profundo a nivel global. De la noche a la mañana, hemos sido testigos de una aceleración sin precedentes de la digitalización, impulsando de forma masiva el teletrabajo, la educación online, la telemedicina y también el eCommerce y su distribución. Por poner algunos ejemplos, en respuesta al incremento de la demanda, Amazon contrató a 175.000 nuevos trabajadores y la cadena de grandes almacenes Target vio como sus ventas online crecían casi un 300% durante el mes de abril. Son solo algunos ejemplos del estrés al que se han visto sometidas las cadenas de suministro de numerosos sectores industriales, por lo que dotarlas de inteligencia es el camino para resistir. 

 

foto

El incremento espectacular de las ventas del eCommerce no es de sorprender. De hecho, el estudio ‘El Estado del eCommerce y el Retail’ de la EAE Business School ya revelaba que, al inicio del confinamiento, un 30% de los consumidores tenía la intención de comprar más online, una cifra que subió al 53% durante mayo. En esta misma línea, el 36% de los participantes en la encuesta consideraba Internet la mejor opción a la hora de comprar y solo el 12% hubiera preferido ir a una gran superficie. Y ya antes de la pandemia, se preveía que el sector del eCommerce estaba ante una etapa de crecimiento y que España, con un 11,1% anual en promedio, se situaría como el segundo país con mayores tasas.

Sin duda la explosión de las ventas online ha ayudado a muchos negocios, algunos de los cuales no podrían haber sobrevivido sin este soporte. Muchas empresas han podido seguir facturando a pesar de las limitaciones impuestas a las tiendas físicas, y además los consumidores, ante las circunstancias, han ampliado el tipo de productos que suelen consumir online. Así lo confirma el estudio antes mencionado. Serán muchas las empresas que vean la oportunidad y pasen del canal físico al digital. Sin embargo, deben ser conscientes que esta situación desata tantos retos como beneficios y que el cambio no se puede hacer de forma improvisada, sino en base a una estrategia bien diseñada.

Cadenas de suministro automatizadas, cortas y circulares

Uno de los aspectos que más ha sufrido el impacto del auge del comercio electrónico durante la pandemia ha sido la cadena de suministro. Para poder triunfar en el canal online, es necesario que las compañías refuercen su logística para mejorar la experiencia del cliente (el 9% de los consumidores online han tenido alguna incidencia en los últimos 12 meses y los retrasos en la entrega son la queja más frecuente).

Para ello, serán especialmente valoradas tendencias que ya se estaban empezando a ver como la entrega fuera del domicilio, la flexibilización de las entregas, los servicios de temperatura controlada para productos más delicados, etc.

Además, la pandemia ha demostrado lo importante que resulta construir cadenas de suministro más automatizadas, cortas y circulares. Porque son más sostenibles, pero también porque ayudan a reducir los costes y el riesgo y a garantizar la continuidad del negocio. Y no solo eso. Si algo ha puesto de manifiesto esta situación es la criticidad de la logística, clave para asegurar que los productos de primera necesidad llegan a los consumidores.

Hacia una cadena de suministro inteligente

Un ejemplo de las ventajas de la automatización de la cadena de suministro es el programa Smart Supply Chain de Schneider Electric, que aplica la digitalización y el concepto Lean a todas las plantas y centros de distribución de la compañía, basándose en tres pilares: transformación personalizada, sostenible y conectada 4.0.

Personalizada, porque Schneider Electric es consciente de que las inversiones en digitalización deben ser flexibles para abordar las necesidades y las expectativas de los clientes. Sostenible, porque gracias a la monitorización de energía reduce sus emisiones de CO2, así como las de sus proveedores y clientes. Conectada, porque a través de la plataforma abierta y dinámica EcoStruxure for Industry se pueden comunicar múltiples dispositivos de diferentes proveedores. No se trata de una solución aislada, por supuesto, sino de una parte integrante de nuestro amplio portfolio EcoStruxure, una plataforma y arquitectura interoperable abierta y preparada para IoT, que permite impulsar la Industria 4.0. en todos los niveles, aportando más valor en cuanto a seguridad, fiabilidad, eficiencia, sostenibilidad y conectividad.

El resultado es que, en los últimos dos años, Schneider Electric ha visto crecer la productividad y la eficiencia de su cadena de suministro inteligente. Por ejemplo, aplicar este programa en su centro de distribución de Sídney ha permitido reducir en un 5% el consumo de energía y mejorar un 4% la Eficiencia General del Equipo (OEE) de los activos críticos. Además, el 30% de las incidencias de proceso ocurridas en la zona de producción se pueden aborda más rápidamente.

La pandemia y el auge de las compras online han supuesto un gran desafío para el sector logístico y la resiliencia de las empresas. Impulsar la innovación e integrar la sostenibilidad en cada proceso del negocio son claves en este sentido. De la misma manera que lo es apostar por la colaboración, en lugar de intentar asumir estos retos en solitario.

RECOMENDAMOS

FarmaForum nuevas fechas del 28 - 29 de octubreStill: la nueva RX 60Abus Grúas promoción puente grúa hasta 5 años de garantía

Manutención y Almacenaje

Más de 50 años impulsando el sector. 360º alrededor de la cadena de valor logística