Schneider Life Is On EcoStruxure Machine Advisor
En un futuro no tan impredecible

Alimentación y Bebidas, un futuro no tan impredecible

Redacción Interempresas10/09/2020

En el estudio “El sabor del futuro: comprender lo que está impulsando los alimentos y bebidas en 2020 y más allá” ABB identifica con este sugerente título las tendencias claves de un sector que se moverá de acuerdo a su capacidad para satisfacer a un cliente multifacético que está cambiando su perspectiva. El cambio de los hábitos alimentarios hacia un gran surtido de alimentos junto a la creciente fobia al Big Food está dando oportunidades a Pymes que no pueden afrontar picos de demanda. Sin embargo, la potencia de los datos, la Inteligencia Artificial y la automatización son dos buenas piezas para ayudar a las empresas de alimentación de cualquier tamaño. 

La actual turbulencia en las demandas de consumidores y minoristas, junto a las preocupaciones sobre la fiabilidad de las cadenas de suministro, hace que el futuro de la Industria de Alimentación y Bebidas parezca muy impredecible. Sin embargo, en el informe “El sabor del futuro: entendiendo lo que está impulsando los alimentos y bebidas en 2020 y más allá” ABB identifica algunas tendencias globales y de consumo que pueden dar oportunidades potenciales al sector.

foto

Si a las megatendencias más previsibles como el crecimiento y sostenibilidad de la población, se le añade la incertidumbre de los bloqueos globales que sufren las economías y las cadenas de suministro en todo el mundo y los cambios a más largo plazo en cuanto a gustos y demanda de los consumidores, estamos juntando los ingredientes con los que se cocina el futuro de la Industria de Alimentos y Bebidas, según el informe de ABB.

Si bien nos encontramos en un momento en el que los retos y oportunidades resultan menos fáciles de predecir que nunca, parece claro que tecnologías como la Inteligencia Artificial y la automatización van a resultar esenciales si se quiere asegurar contar con la continuidad y flexibilidad necesarias para afrontar el futuro, equilibrando los retos de la Industria alimentaria con el gran potencial de las tendencias en evolución.

Esta es una de las ideas fuerza del nuevo informe de ABB que invita a realizar un rápido recorrido por las megatendencias mundiales que trascienden a la propia industria, subrayando, sin embargo, algunos impulsores clave que pueden crear oportunidades y minimizar el riesgo a las empresas de la Alimentación y Bebidas.

Tres megatendencias de primer nivel

En una lista que ABB ha restringido a unas 350 tendencias, destaca como primera gran tendencia global la del crecimiento de la población y su concentración en grandes urbes. Aunque las empresas con sede en Europa Occidental tienden a minimizar la importancia de este fenómeno internacional, para Tatjana Milenovic, directora global de Industrias de Food&Beverage de ABB, “cualquiera que sea nuestra interpretación de cómo los mercados de ingredientes alimentarios pueden seguir o bien globalizados o con una tendencia más fuerte hacia la localización, resulta difícil pensar que los cambios de población no ejercerán presión sobre la disponibilidad de recursos alimentarios a corto y largo plazo”.

foto

La segunda tendencia global se refiere al desarrollo de una economía circular, que ya se está abordando de diferentes maneras y a diferentes velocidades en los mercados mundiales. En cualquier caso, lo cierto es que ya se están reevaluando variables fundamentales en toda la cadena de suministro de punta a punta, desde la recolección y producción de alimentos, hasta cómo se realiza su empaquetado y transporte.

En cuanto a la tercera megatendencia global, no podía ser otra que la digitalización, ya que según el informe de ABB, tecnologías como el Big Data “puede ejercer una gran fascinación en la cadena de suministro desde producción, que al final, tiene que ver en conocer la extensión de toda la cadena. Sobre todo tiene que ver en cómo los propietarios de las marcas y los minoristas pueden conectar los datos de los consumidores aportando inteligencia ascendente, para obtener ventajas tanto de una mayor eficiencia en la fabricación, como en un marketing mejor dirigido”.

Los datos y sus tecnologías son seguramente uno de los ingredientes que más están cambiando las industrias hoy en día, es el paso de la era de la información que se movía en una dirección a la de la comunicación e interacción entre todos los actores de un ecosistemas con calles de doble sentido. 

Entendiendo la perspectiva del consumidor

En los hábitos alimentarios, el informe identifica, entre otras, las tres principales tendencias que están cambiando la perspectiva del consumidor frente a los productos. La primera es una clara tendencia a disminuir la presencia de carne en la dieta mientras crecen las alternativas; asimismo sigue en marcha la revolución del “rico en” donde los alimentos funcionales ofrecen un plus nutricional adicional, y, finalmente, se busca la autenticidad y la experiencia. Estas son las tres tendencias en los hábitos alimentarios que incidirán en los cambios en las cadenas de suministro de las empresas alimentarias. 

Por ejemplo, la tendencia a buscar alternativas a la carne se puede constatar en informes como el que Euromonitor realizó en 2018 donde se advierte que el mercado de las alternativas a la carne había crecido 11 veces por encima del de la propia carne en sí. En el mismo sentido apuntan las previsiones a corto plazo de Barclays en el que se indica que los ingresos de las alternativas cárnicas equivaldrán al 10% del mercado mundial de carne.

foto

Complejidad, velocidad y precisión, ingredientes de automatización

Los cambios en los hábitos alimentarios sobre todo con la revolución del "rico en" o "libres de" está añadiendo complejidad a las plantas de procesado de alimentos que se encuentran realizando diferentes series de alimentos, por lo que si además lo combinamos con las grandes velocidades de salida para atender rápidamente a la demanda, estamos abriendo  el camino hacia la automatización en todas las etapas de la operación.

En parte, se explica porque probablemente solo la coincidencia de la inteligencia de la máquina y la transferencia de datos en tiempo real permiten propiciar las altas velocidades requeridas. Sin embargo, la automatización también tiene que ver con el cumplimiento de los niveles de precisión, confiabilidad y control de calidad que permiten evitar los costosos retornos de los productos por parte de los minoristas y que con la intervención humana no es posible garantizar.

Estas tendencias ya están cambiando plantas de producción alimentarias como las lácteas, donde podemos encontrar que están fabricando productos con diferentes contenidos de grasa, variantes orgánicas, otras altas en proteínas y sin lactosa, junto a una gran variedad de sabores.
Como remarca Milenovic “por ejemplo, encontramos que una planta de carne y aves de corral puede diversificarse en proteínas libres de carne y, además, deberá asegurarse de que las dos partes del negocio se mantengan separadas. En la planta se pueden encontrar marcas escalonadas, algunas con más atractivo en cuanto a cualidades como la tradición y autenticidad que otras, pudiendo, además, proporcionar productos con etiqueta propia para los minoristas, o bien otro tipo de productos para terceros”.

La multifacética experiencia del cliente

En la tendencia de los consumidores hacia la autenticidad y la experiencia, se superponen diferentes capas como la preocupación por el origen de los productos, la salubridad o la calidad de los ingredientes, junto a consideraciones éticas y una desconfianza generalizada en el denominado “Big Food” de los grandes productores de comida, que puede favorecer a empresas más pequeñas. Como señala Milenovic, “desde luego estas prioridades de los consumidores tienden a favorecer a las nuevas empresas o a las Pyme alineadas con estas prioridades. Esto puede desencadenar una emoción viral online sobre determinadas marcas, que pueden no ser lo suficientemente grandes como para afrontar un repentino aumento de la demanda.”

Boomf, personalización y automatización

Un buen ejemplo de cómo la tecnología de ABB puede aumentar la producción en nuevas empresas la encontramos en Boomf, la empresa inglesa especializada en la venta online de malvaviscos personalizados con mensajes, fotos, etc., impresas con tinta alimentaria. La compañía que fue creada en 2013 ofrece ahora una extensa gama de regalos personalizados complementó su producción totalmente manual con un brazo de robot equipado con corte ultrasónico y un sistema de visión. La automatización permitió reducir el desperdicio y mejorar la seguridad, además de crecer un 600% en un solo año.

En cuanto a la segunda tendencia, en los suplementos nutricionales se conocerá un aumento de alimentos funcionales con prebióticos, probióticos, Omega-3 y fibra. En este punto desde ABB señalan que “si bien el enriquecimiento con proteínas, ya no es ninguna innovación en productos como los lácteos, sigue, sin embargo, siendo importante. Por otra parte, mientras ganan terreno los alimentos “ricos en”, no se puede olvidar la subcategoría de los alimentos “libres de”.

Por suerte, las Pyme no están solas en la tarea de alimentar el deseo del consumidor por la autenticidad y la experiencia. Hoy en día ya se están abordando los diferentes retos en la identificación de las cualidades de los productos, como pueden ser los códigos Denso tipo QR evolucionados en los paquetes que apenas son visibles a simple vista.

Si bien, el hecho de que estos códigos se puedan leer con un smartphone en el punto de venta y en casa, incluyendo información incluso sobre su reciclaje, les permite coexistir con la identificación de la línea de producción; dan mayor rapidez a los procesos de compra de los minoristas y, además, su clasificación es más rápida en la planta de reciclaje, distinguiendo por ejemplo los polímeros de grado alimenticio de los no alimenticios.

“Las principales marcas alimentarias como Procter & Gamble, Danone, Nestlé y PepsiCo forman parte de un consorcio europeo que desarrolla esta tecnología de etiquetado”, detallan desde ABB.

Maquinaria adaptativa hacia el lote único

Una vez identificados los retos a los que las empresas del sector de la alimentación deben enfrentarse, el informe señala también cuatro palancas que lo pueden impulsar y generar oportunidades, como son novedad, sostenibilidad, transparencia y conveniencia. Según señala ABB en el informe, “en su nivel más básico, se puede observar que la novedad es la oportunidad que reviste mayor complejidad. A muchas marcar les gusta ser asociadas con la innovación, por lo que se han hecho un nombre con acciones como la de fabricar ediciones limitadas”.

 

foto

Cerrando brechas, espacios compartidos

Sin embargo, apostar por la novedad también puede significar la búsqueda de modelos comerciales desconocidos, como el realizado hace unos años la marca de bocadillos saludables Graze con las ventas online directas al consumidor. Aunque en los últimos años, la marca también ha recurrido al comercio minorista tradicional.

Todavía más, las marcas pueden cerrar la brecha entre fabricación y venta minorista de otras muchas formas. Por ejemplo, la marca australiana de helados Niska abrió una tienda en Melbourne atendida por robots. Este es el tipo de novedad que se vincula con una experiencia de consumo más completa en lugar de una simple innovación de productos.Fuente: Fox School of Business. Temple University

Como hemos visto con la marca Boomf de malvaviscos, la personalización también es un elemento cada vez más importante dentro de la novedad. Para los fabricantes a gran escala, la llegada de la maquinaria adaptativa, que tiene capacidad para fabricar desde lotes pequeños al hipotético lote único, hace que la personalización de productos de alto nivel sea igualmente factible.

Sostenibilidad y transparencia, el Big Data en el puzle

En lo que respecta a la sostenibilidad, se están abriendo nuevas oportunidades para la dispensación a granel de productos en las tiendas. Sin embargo, en este punto se está viviendo un retroceso con la llegada de la pandemia ya que los consumidores que se mostraban cada vez más en contra de los alimentos y bebidas preenvasados con plásticos, ahora se muestran menos reticentes.

De cualquier forma, según señalan en el informe, el rechazo a los preenvasados y los plásticos dictará nuevas necesidades de llenado y logística en las fábricas. Se puede afirmar que las recargas en general seguirán ganando en importancia.

Con la digitalización del consumidor, las marcas con una gran huella de carbono o con historia que contar de la sostenibilidad de sus envases y embalajes pueden transmitir cada vez más su mensaje.

En el caso de las empresas más grandes y multinacionales, la sostenibilidad puede combinarse con una mayor transparencia. Así, el Big Data puede ayudar a restaurar la erosionada confianza en el Big Food, como una pieza del puzle que monitorea y verifica los alimentos en cada etapa de la cadena de suministro, contribuyendo a generar mayor confianza y tranquilidad en los consumidores.

Atractivo y cómodo en todos los canales

Si bien, por atractiva que sea la historia de una marca y por transparente que pueda presentarse delante de los consumidores, si no brinda comodidad no servirá de nada. La conveniencia significa poder suministrar la gama correcta de productos, en los tamaños y formatos correctos, en los tipos correctos de cargas paletizadas, para los canales de ventas correctos y en el momento correcto.

Se puede seguir discutiendo de si continuará el cambio hacia las compras en tiendas más pequeñas en el centro de la ciudad en lugar de los grandes hipermercados, pero lo que es más probable es que el aumento de las ventas en línea tenga un impacto más permanente, y las marcas y los minoristas deberán adaptarse a esto. En ese sentido, las compañías de alimentación y bebidas que se adapten a todos los canales y establezcan sus propias rutas directas al consumidor, pueden verse recompensadas.

En conclusión, aunque es difícil protegerse para futuros tan impredecibles como la actual situación, la inteligencia artificial, la automatización y la robótica pueden maximizar la flexibilidad en una variedad de puntos críticos en el proceso de producción y distribución, abriendo oportunidades y minimizando los riesgos para la seguridad del suministro. Como hemos demostrado, hay muchas formas en que las empresas de F&B y el consumidor se beneficiarán de la aceleración de este proceso

RECOMENDAMOS

FarmaForum nuevas fechas del 28 - 29 de octubreCentro Español de Logística: 42 Jornadas Logísticas 11 y 12  de noviembre 2020IFTEM mças de 25 años al servicio de la LogísticaAbus Grúas promoción puente grúa hasta 5 años de garantíaBNEW 6 - 9 de octubre de 2020Still: la nueva RX 60

Manutención y Almacenaje

Más de 50 años impulsando el sector. 360º alrededor de la cadena de valor logística