Schneider: controla tu equipo y consulta su estado

"Cualquier almacén puede adaptarse para mejorar, incluso las instalaciones destinadas al frío a pesar de su complejidad"

Nuevos retos de las soluciones logísticas del frío

Ricardo García Moscoso, delegado comercial Zona Noroeste de AR Racking

25/11/2020
El almacenaje de productos en frío es un sector exigente, que además tiene particularidades a nivel logístico que hacen que el diseño de las soluciones tenga que ser minuciosamente adaptado a las particularidades del sector. Además, las circunstancias sociosanitarias actuales han potenciado el crecimiento de un sector que venía trazando una trayectoria al alza, y es que, se calcula que el consumo del producto refrigerado y/o congelado ha experimentado una subida del 10% desde que estallara la pandemia.

El anuncio de la próxima llegada de la vacuna de Pfizer ha puesto en el centro de las conversaciones la logística del frío debido a las condiciones ambientales que requiere la inmunización masiva de la población. El transporte y almacenamiento a -80°C de la vacuna supondrá todo un desafío para el sector logístico y en particular, aquel dedicado a la logística del frío. Un sector, que como venimos viendo los que nos dedicamos al almacenaje industrial, hace tiempo que se enfrenta a retos a corto y medio plazo, y que ahora mismo debe abordar el nuevo escenario del sector de la alimentación y el farmacéutico.

foto
Ricardo García Moscoso, delegado comercial Zona Noroeste de AR Racking.

Acompañar en todo el proceso

Las exigencias del almacenaje en frío hacen que se puedan identificar tres ejes principales en la atención del cliente. En primer lugar, la búsqueda de la optimización del volumen, ya que cada m3 cuesta dinero, tanto en la inversión inicial como en la explotación, por lo que las soluciones logísticas buscan la optimización del llenado volumétrico de los almacenes. En segundo lugar, gran nivel de personalización, desde la edificación a las necesidades, trabajando junto con el cliente en la definición del edificio y e incluso en el diseño de las cámaras refrigeradas. Y, en tercer lugar, lograr una eficiente coordinación en la ejecución del proyecto llave en mano, especialmente en aquellos proyectos que requieran un mínimo de obra civil como en los grandes almacenes automáticos.

Estanterías compactas y adaptadas a las condiciones

Es cierto que la estantería industrial, el almacén y su cámara frigorífica son solo un elemento más dentro del complejo proceso de la cadena del frio, pero el diseño del sistema de almacenaje debe responder a criterios muy concretos. Por un lado, las estanterías industriales que irán dentro de la cámara frigorífica deberán maximizar la capacidad de almacenaje del espacio sin perder de vista el mantenimiento constante y la homogeneización de la temperatura. Además, el acero de las estanterías debe estar preparado para trabajar a temperaturas extremas y en algunos casos para evitar la corrosión de ciertos productos. Las estanterías para carga paletizada con bases móviles, las soluciones semiautomatizadas para desplazar la carga como los shuttle o las estructuras autoportantes de gran volumen y altura son los sistemas de estanterías que más se ajustan a las necesidades de la logística del frío precisamente porque permiten mucha compactación de la carga, aumentan considerablemente la capacidad de almacenamiento y respetan las condiciones de temperatura en toda la cámara.

El ahorro de costes de suministro en almacén o la reducción de tiempos de carga y descarga son aspectos que también se deben tener en cuenta a la hora de plantear un diseño de estantería industrial para ambientes de frío, pero se podría decir que son condiciones que se pueden aplicar en cualquier proyecto de almacenaje tanto en seco como en frío.

foto
Bases móviles en cámara de frío.

Automatización: un concepto más transversal

Los agentes que intervienen en logística del frío, especialmente los fabricantes y proveedores de las soluciones de almacenaje para las cámaras, estamos ante el reto de reeducar en el concepto de la automatización. Hablamos de flexibilización y soluciones a medida del cliente y sin embargo, existe todavía una sensación de que sólo existe una vía para la automatización y que además, requiere una gran inversión.

Los almacenes automáticos mediante transelevadores o las estructuras autoportantes son proyectos de logística completamente automatizada y avanzada que permiten grandes densidades volumétricas y de altura. No obstante, no tiene por qué ser la solución para todos los clientes. Cuando se dice que el sector del frío atiende a particularidades concretas, debemos reafirmar el compromiso en ofrecer soluciones concretas y escalables. La semiautomatización mediante carros satélite o proyectos graduales mediante estanterías móviles con opciones de adaptación a necesidades futuras pueden ser la clave para muchos de los actores implicados en la logística del frío.

Debemos insistir en la idea de que cualquier almacén puede adaptarse para mejorar, incluso las instalaciones destinadas al frío a pesar de su complejidad. La automatización es un concepto más transversal de lo que se ha transmitido en los últimos tiempos, y esa transversalidad deben trasladar los proveedores de sistemas de almacenaje.

RECOMENDAMOS

GAM España Servicios de Maquinaria, S.L.U.Consorci de La Zona Franca de BarcelonaDigitalización de la actividad logística y el transporte Madrid 29/09. 43 Jornadas Logísticas CEL

Manutención y Almacenaje

Más de 50 años impulsando el sector. 360º alrededor de la cadena de valor logística